Skip to content

Contando

8 febrero, 2005

¿Cómo es la historia de las personas corrientes? Quizá todas las historias sean la misma, y sólo se distingan en la manera de decirlas. ¿Nunca viste cómo la gente escucha con admiración el cuento de alguien, mientras tú sabes que quien permanece en silencio a su lado ha vivido mucho más y mucho mejor? Me gustaría saber contar, con un poco de risa en el fondo de la voz, una historia de heridas y también de curación, de pérdidas y encuentros, de reestreno de sentimientos. Una historia que hablase, con palabras sencillas, del amanecer y de la tarde, que estuviese cerca de esa noche oscura que nos paraliza, y del sol desbordante, de la luz mayor del mediodía. La historia, por ejemplo, del amor que nace y habla, y no encuentra respuesta y trabaja y se pierde y ríe y llora y se desespera, y vuelve a renacer cada mañana sabiendo que morirá cien veces a lo largo del día, pero le da igual porque la vida sigue siendo hermosa y se ve espléndida detrás de ese cristal, a veces ahumado y con los bordes cortantes. O explicar cómo cambia de color y de textura un sentimiento desaliñado y torpe, que nunca confió en sí mismo y se deshace en explicaciones y en temores, pero permanece entero y duradero, dando sentido a los sabores y olores de diario. O poner en palabras la forma de crecer de un niño, como volver a encontrar la curiosidad y la ternura entre los cinco dedos de una mano pequeña. Contar la vida, qué dificil.
Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. Anonymous permalink
    8 febrero, 2005 23:50

    ooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooohhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Qtal chico? bueno ya me has dicho antes que muy bien, me alegro un montón..
    Tu post, es precioso, me encanta, te lo he robado. Me lo he kedado en un documento word, espero q no t importe…
    Pues eso muxos besos y q no cambies nunca!!! un besazo muy fuerte!!!

  2. Anonymous permalink
    9 febrero, 2005 01:34

    Solo puedes contar una vida si eres capaz de mostrar los sentimientos en cada instante vivido y eso es tal complicado, que finalmente se queda dentro de uno.

    Solo puedes contar una vida si eres más de uno, porque ese otro que te complementa, sabrá entender la parte que no has podido contar.

    Para contar una vida, hay que sentirla.

    Besos de una maia.

    Meliam.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: