Skip to content

Suspenso, claro.

16 enero, 2006

No pudo ser. Ni Tere ni yo hemos aprobado el exámen del coche. Qué mal. La verdad es que no ha sido por lo típico de que el tio (mi examinador) fuera un malaje, o porque algún cabrón se haya cruzado, o por pegar un volantazo… no, no ha sido nada de eso. Ha sido culpa mía porque se me ha ido la olla tela.

Iba nerviosísimo y, aunque lo estaba haciendo todo bien, no iba yo seguro. Y a esto que aparece un semáforo en rojo con un stop, y yo obsesionao con los stops paso del semáforo y me detengo, pero luego sigo, cuando me tenía que haber parado. Suspenso claro.

Lo de Tere, que iba en otro coche con otro examinador y a otra hora, no sé todavía muy bien cómo ha sido, porque me lo ha contado así rápido en un momentillo.

Una pena, la verdad, porque yo me veía (y me sigo viendo en verdad) bastante bien preparado. Ahora a esperar a la semana que viene, que me vuelvo a examinar.

Txema

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: