Skip to content

Curso de Bricomanía gratis con El Monte.

10 febrero, 2006

(Nota: Léase al estilo del típico presentador de Bricomanía de los domingos por la tarde).

¡Hola amigos! En el programa de hoy aprenderemos, en unos sencillos pasos, a abrir el sistema de entrada al cajero automático de un banco, a sacar las tarjetas que la gente se deja dentro y a dejarlo todo tal y como estaba para que no se note. Vamos a ello, pues.

Lo primero que necesitamos es tener un puesto de trabajo que te dé todo el tiemo libre que quieras para dedicarte a estas chorradas. Es algo indispensable, puesto que si tienes un empleo útil y productivo, seguramente tengas mejores cosas que hacer que esto. Así que si tu trabajo te aburre… ¡estás en el lugar indicado, ostia!

Nos haremos con los servicios de un destornillador de cabeza plana o de estrella, en función del tipo de tornillo que haya en el dispositivo de entrada. En nuestro caso utilizaremos uno de cabeza plana.

A continuación quitamos los dos tornillos que sujetan el panel metálico, con cuidado de que este no se caiga al quitar el segundo. Nos los guardamos en el bolsillo para que no se pierdan y a continuación extraemos la lámina con cuidado. Estamos llegando al punto álgido de la operación, pero antes de continuar, unos Briconsejos.

Hola amigos, soy Patxi. Recordad que para que una planta crezca hay que regarla de vez en cuando… Hasta la semana que viene!

Tras abrir la tapa, ¡la ostia! ahí está la tarjeta maldita, el elemento obstruidor, el tapón que no permitía abrir la puerta del cajero desde el exterior. La cojemos suavemente con los dedos índice y pulgar, con cuidado de no derramar los kilos de polvo acumulados en el interior de la ranura para que no te caigan en los pantalones, como me ha pasado a mí.

Para terminar, recolocamos el sistema en su interior, no sin antes comprobar que vuelve a funcionar el sistema de clic que abre la puerta. Atornillamos la lámina metálica y… ¡hemos terminado! ¿A que es sencillo?

Ahora un resumen de los pasos a seguir para rescatar la tarjeta:

  1. Desatornillamos el panel
  2. Sacamos la tarjeta
  3. Atornillamos el panel.

Menuda obra de ingeniería, ¿verdad? Pues esto es todo por hoy. La semana que viene vendremos con un programa cargadito de sorpresas, así que no os lo perdáis porque promete. ¡Agur!

Txema Zumalakarregi, de Getxo de toda la vida, así me lo aprendí yo.

BSO: Lucía, de Rosario Flores y Joan Manuel Serrat.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: