Skip to content

G, de gilipollas.

2 marzo, 2006

Hay que ver la de cosas que pueden pasar en un momento. Puedes estar jugando tranquilamente a un videojuego y un minuto después tener que pegarle dos ostias a un gilipollas porque va de Rey del Mambo por la vida.
Tenía pensado hablar sobre lo que comenté ayer, pero me abstendré de ello para hablar de algo que me ha sorprendido en las últimas horas, y no precisamente para bien. No daré nombres para que los afectados u o implicados no se den por aludidos, pero bueno, a buen entendedor, pocas palabras bastan.

Lo dicho, resultó que X (vamos a llamarlo así) estaba tranquilamente una noche jugando una partida on-line con su amigo A, cuando G (de Gilipollas, claro está…) irrumpió en su habitación cual elefante en una cacharrería. Hubo un leve diálogo entre ambos en el que G buscaba la aprobación de X sobre sus reforzados y embrutecidos músculos pectorales y abdominales. Pero entre tanto, G se percató de que X estaba utilizando un aparato que, en opinión del G, no debía estar X utilizando. G insistió en quitárselo de inmediato a X, que como es lógico, ignoró la chulería y malos modos con los que el G le pedía el susodicho aparato. La situación comenzó a caldearse cuando G comenzó a golpear la oreja de X repetidas veces para que le hiciera caso (ya se sabe, a palabras necias…). Logicamente X se mosqueó y, primeramente trató de echar de la habitación con sus palabras al G; viendo que la dialéctica no la carburaba su cerebrito, X, cabreado ya por la ignorancia de G y sus golpecitos chulescos y provocativos, decidió sacar a G de la habitación con sus propias manos. Como respuesta a la expulsión, G optó por agarrar y arañar el cuello de X para intentar derribarlo. La reacción de X fue contundente, tres golpes de derecha directos a la mandíbula y nariz del inútil G. Hemorragia clara. Para entonces, el padre de X y G, llamémosle el Sr. C, ya estaba interviniendo cual Geo de la Policía Nacional (dando golpes primero y luego preguntando) y poniendo fin al altercado.

Tras esto, se sucedieron una serie de amenazas por parte del G a X que no tuvieron demasiado efecto. No en vano X ni las recuerda, aunque lo que sí recordó es una situación similar de hace unos años, en la que el G amenazó (por primera vez; esta que os cuento es la segunda) de muerte a X colocándole un cuchillo de cocina en el cuello. En aquella ocasión no hubo que lamentar nada. En esta tampoco, pero quién sabe si en la tercera G cumplirá su amenaza.

Tras el incidente, X decidió abandonar el lugar de los hechos, cogió su bicicleta y partió rumbo a casa de R, donde pasó la noche y le explicó lo ocurrido. Fin de la historia, aunque seguramente se trate más del final de un capítulo, porque seguro que al G le da por volver a liarla tarde o temprano.

Para conocer un poco más a G os recomiendo que os paséis por este enlace, el cual ha podido ser rescatado de la genial y extinta Frikipedia. Si queréis conocer sinónimos de esta sub-especie humana, pinchad aquí.

Ahora bien, si se tratase de vuestro caso ¿qué haríais? ¿Optaríais por descuartizar a cachitos a G? ¿Abandonaríais el habitat natural de G y sus progenitores, los cuales son amantes y defensores de practicamente la totalidad de actos de G? ¿Seguiríais viviendo con una persona que os cae mal, que os amenaza, que no os quiere y que encima da por culo? ¿Los complejos de inferioridad y la envidia se van cuando uno echa musculitos? ¿No será que lo que se va es el coeficiente intelectual, en proporción al volumen del triceps o las horas de gimnasio? ¿Irá en función de la cantidad de oros, piercings y ropa nike que lleves encima? ¿O será el reggetón, que les hace sentirse más machitos? No lo sé. Por otra parte, ¿qué hará X? De momento sigue con fidelidad los consejos de R, pero ¿y el día que se canse? ¿Y qué pasa con el Sr. C? ¿Cuánto tiempo pasará hasta que lea esto y vaya a recriminarle a X que se haya publicado este post? ¿Acaso pone algún nombre? ¿Alguna fecha? ¿Algún lugar? entonces, ¿hay algún problema?.

Dejad vuestros comentarios y consejos porque X los espera y desea, le hacen falta. Ya me encargaré yo de hacérselos llegar.

PS: Por cierto, el de la foto no es G, pero se le da un aire, sobre todo por la cara de g…

Txema
BSO: Antes que ver el Sol, de Coti

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: