Skip to content

Cumpliendo objetivos

7 mayo, 2007

Sin noticias de Gurb

Este fin de semana he tenido la enorme suerte de poder dedicarme tranquilamente a algo que, por desgracia, hacía mucho que no hacía: leer un libro.

Tenía pendiente por ahí desde hacía mucho terminarme ‘Ella quiere ser mala’, recomendación expresa de mi nena. Una novela romántica que me acabo de terminar y que ya sabía cómo iba a acabar. No está mal porque aunque parece una tontería, con este tipo de libros se aprende algo sobre el pensamiento femenino, y eso está bien. Aunque no es mi género favorito.

También me he terminado de leer ‘Sin noticias de Gurb‘, recomendado por mi madre a la que se lo habían recomendado en el trabajo. La verdad es que no está mal porque es un libro simpático, rápido y fácil de leer y que hace bastante amena la historia que cuenta. Va de una nave extraterrestre que aterriza por error en Barcelona y uno de sus tripulantes, Gurb, se pierde en ella cuando adopta la forma de Marta Sánchez. Son 15 capítulos muy entretenidos en los que se intenta encontrar a Gurb por todo Sardanyola y Barcelona, con un final muy interesante.

Me han gustado ambos libros, cada uno en su estilo, aunque ninguno de los dos ha conseguido que realmente me apasione leerlos.

Ahora voy a leerme uno que le regalé a mi padre por reyes. Es de Luis Piedrahita y se llama ‘¿Cada cuánto hay que echar a lavar un pijama?‘. Va sobre reflexiones acerca de cosas cotidianas a las que en principio no prestamos atención. Un fragmento:

¿Por qué los mayores construyen los columpios siempre encima de un charco?
Imaginaos a los pobres Adán y Eva la primera vez que van al cuarto de baño, que no sabían nada, y al terminar se encuentran con el pastel…
-Eva, ¿me dejas tu hoja de parra?
-¿Para qué la quieres?
-No, es que… creo que se me está saliendo el barro de dentro.
Todo el mundo sabe que las mochilas se inventaron para que a los niños, al salir del colegio, no se los lleve el viento. Como los niños pesan poco y tienen una imaginación eólica, o los lastras con Matemáticas y Física, o al salir del cole se vuelan, como María Sarmiento.

Debe ser genial. Tras ese iré a por ‘La Historiadora’ y tras él, a por uno de Buenafuente.

Feliz lectura.

PS: Por cierto, mi primer post desde Ubuntu Feisty 7.04… creo que me voy a quedar por aquí 😉

Anuncios
One Comment leave one →
  1. 8 mayo, 2007 07:57

    La historiadora es genial Txemoso, un libro entretenido al máximo, que engancha de principio a fin. La verdad es que llevo un tiempo sin leer para mi disfrute personal, todo son cosas para la facultad. El último que tengo a medias es Crimen y Castigo de Dostoievsky. Ahora estoy leyendo un libro que escribió un profe mio, y que le recomiendo a todo el mundo. Se titula “El pecado Nefando del Obispo de Salamina”. El pecado nefando no es mas que Sodomía, y explica paso a paso como se lleva a cabo todo el proceso inquisitorial desde la primera denuncia hasta la condena final del obispo y su paje (con el que comete el pecado”, te dejo un fragmento de una de las declaraciones literalmente como aparece en el sumario del caso:
    ” […] e, alli, por fuerza, aunque este confesante no quiso, se echó con él y le metió el dicho Obispo su natura a este confesante por el culo; e teniéndolo metido tuvo eceso carnal con este confesante derramando su semilla dentro del culo deste confesante, e despues acabó de echarse con este confesante se volvió a su cama”

    Cómo han cambiado los sumarios de hoy en día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: